Hacia la sustentabilidad

El desafío que significa la gestión sostenible del acuífero del Valle de México se presenta en un entorno de cambio climático y de la necesidad de adaptación a un nuevo conjunto de valores ambientales promovidos por la comunidad internacional, que establecen nuevas tendencias en la convivencia de la civilización con los ecosistemas, los cuales constituyen una plataforma que permite compartir, con una visión global y renovada, los retos que plantea la estrategia general.

Visión

Coadyuvar al desarrollo de una estrategia y promover su implantación para lograr la sustentabilidad hídrica y reducir sustancialmente la subsidencia del Valle de México.

 

Programa Estratégico de Gestión Sostenible del Acuífero del Valle de México

El Programa Estratégico de Gestión Sostenible del Acuífero del Valle de México, es una hoja de ruta de mediano y largo plazo, elaborado en coordinación con autoridades federales, estatales y, en su caso, municipales, del Valle de México.

Tiene como objetivo contribuir a frenar de manera efectiva la sobreexplotación del Acuífero del Valle de México y en consecuencia frenar el hundimiento en el mismo, procurando el equilibrio hidrológico de la cuenca.

Este programa planteará la instrumentación de estrategias que permita reducir la sobreexplotación del acuífero y los hundimientos, en la que intervienen muchos actores, constituye un problema complejo, cuya solución requiere contar con un programa conjunto, la participación oportuna de las partes, los recursos y la disposición de la sociedad para asumir responsabilidades.

No se trata de un programa para introducir una nueva fuente de abastecimiento, es un nuevo paradigma que tiene como finalidad la reducción de la sobreexplotación del acuífero del Valle de México y del hundimiento sin descuidar la atención de las necesidades de abasto de los diferentes usuarios y en lo posible sin recurrir a fuentes externas.

Proceso participativo

La decisión de adoptar un nuevo paradigma para el Valle de México implica el acuerdo entre las instancias gubernamentales para asumir un programa conjunto, sumar recursos. Es claro que los componentes del programa son liderados por distintas instituciones pero que en su ejecución es imprescindible no solo la coordinación sino una colaboración que garantice el uso eficiente de los recursos.

No solo se requiere la participación institucional, se prevé la participación de la sociedad que se ha expresado en diversos foros interesada en la solución del problema el Valle de México. La colaboración social se necesita en los procesos de concertación y en el seguimiento de los proyectos y procesos.

Propuestas de políticas públicas

La decisión de adoptar un nuevo paradigma para el Valle de México implica el acuerdo entre las instancias gubernamentales para asumir un programa conjunto, sumar recursos. Es claro que los componentes del programa son liderados por distintas instituciones pero que en su ejecución es imprescindible no solo la coordinación sino una colaboración que garantice el uso eficiente de los recursos.

Lecciones aprendidas

A lo largo del proyecto se irán identificando las actividades que agreguen valor al proyecto, en términos metodológicos o de resultados. Se documentarán de manera sistemática para que puedan ser usadas en otras ocasiones.

Se difundirán las lecciones aprendidas debidamente documentadas; el documento que se elabora ex profeso, se presentará en un taller con la participación de representantes de las localidades donde tengan problemas semejantes de sobreexplotación de acuíferos y de subsidencia.